¿qué significa resonancia magnética?

MRI es un acrónimo de la resonancia magnética. Escáneres de resonancia magnética hacen uso de las propiedades magnéticas de los átomos para la construcción de alta resolución de imágenes bidimensionales y tridimensionales del cuerpo humano. Imágenes bidimensionales capturan rebanadas de imágenes en interiores y en tres dimensiones del cuerpo generar modelos detallados de la estructura del cuerpo. En ambos casos, resonancia magnética proporciona un excelente contraste entre los diferentes tejidos blandos, y es útil para la oncología, neurología y diagnóstico cardiovascular y la investigación.

IRM se basa en el hecho de que el cuerpo humano se compone principalmente de agua. Los dos átomos de hidrógeno en una molécula de agua tienen cada uno un dipolo, una medida de la fuerza y ​​la dirección de su campo magnético. En circunstancias normales, estos dipolos están dispuestas al azar. Sin embargo, los escáneres de IRM crea un campo magnético muy potente que alinea todos los dipolos. Como los dipolos de hidrógeno se alinean con el campo magnético, que generan la señal de que el escáner se puede utilizar para construir la imagen.

MRI estructural se refiere a la generación de imágenes de alta resolución en 2D y 3D del interior del cuerpo humano. Estas imágenes son útiles para el diagnóstico médico, ya que hacen que sea posible para examinar el interior del cuerpo humano sin el uso de técnicas médicas invasivas. Tejidos aberrantes como tumores tienen diferentes propiedades magnéticas que el tejido sano y también se pueden identificar en RM estructural.

Abreviado con frecuencia como fMRI, la resonancia magnética funcional se refiere a la colección de imágenes de resolución relativamente más bajos registrados una vez cada dos o tres segundos. Esta técnica es especialmente útil para la investigación del cerebro porque las neuronas activas se suministran preferentemente con una mayor proporción de oxigenado a la sangre desoxigenada. Dado que la sangre oxigenada y desoxigenada tienen diferentes propiedades magnéticas, esta señal sangre-oxígeno-Nivel dependiente (BOLD) puede ser detectado por un escáner de resonancia magnética y corresponde a la actividad del cerebro.

fMRI es una valiosa herramienta de investigación para el estudio de la actividad del cerebro humano, pero no mide directamente la actividad de las neuronas por sí solos o en conjunto. En cambio, la señal BOLD que subyace en las mediciones de resonancia magnética funcional responde a la actividad neuronal en lugar de predecirlo. Es decir, la oxigenación de la sangre que alimenta las neuronas activas queda necesariamente detrás de la actividad de los nervios que lo impulsa. Como consecuencia, la resolución temporal de la fMRI es muy baja a pesar de que la resolución espacial es relativamente alta.

Los campos magnéticos fuertes que se usan para la resonancia magnética pueden ser peligrosos. El campo magnético permanente puede convertir objetos ferromagnéticos como tanques de oxígeno e incluso clips en proyectiles de alta velocidad si se acerca demasiado al escáner. Lo mismo se aplica a los implantes ferromagnéticos como clips de aneurisma e incluso pequeños cuerpos extraños impactados como virutas de metal. El campo magnético también puede generar una corriente en los conductores, y una trayectoria de circuito cerrado puede resultar en quemaduras e incluso incendios. Rigurosamente siguiendo el protocolo de seguridad establecido MRI reducirá al mínimo estos riesgos, pero la precaución es siempre adecuado al interactuar con el escáner.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *