La importancia de las habilidades de los padres

Ser padre es uno de los retos más importantes que enfrenta la sociedad, según el British Medical Journal (BMJ). Las buenas habilidades de crianza de los hijos puede ayudar a disuadir a los accidentes y enfermedades infantiles, adolescentes el abuso de sustancias y el embarazo adolescente. También pueden reducir el riesgo de problemas en la edad adulta y la siguiente generación de niños, de acuerdo con BMJ. El importante papel de los padres ha llevado a los gobiernos de todo el mundo para que sea una alta prioridad.

Habilidades de crianza de los hijos puede ser utilizado como un amortiguador frente a la adversidad o un mediador del daño, según BMJ. Ser buenos padres pueden proteger a los niños de cualquier daño al mantener fuera de la pobreza, cuando sea posible y alejarlos de la influencia mora. El cuidado que participan en una buena crianza promoverá la salud emocional y física de los niños. A parte de ser buenos padres es optimizar el potencial de un niño, que lo llevará a convertirse en un miembro productivo de la sociedad en el futuro.

La motivación para proteger y nutrir a los niños no es innata en los seres humanos, según BMJ. Las buenas habilidades de crianza de los hijos se adquieren a través del conocimiento adquirido de las experiencias pasadas y las circunstancias actuales. La adversidad que enfrentan los padres, tales como la depresión o la pobreza, puede interrumpir esta adquisición. Trabajar para ganar estas habilidades es muy importante en estas situaciones, ya que incluso un mayor potencial de daño a los niños está presente cuando los padres se enfrentan a la adversidad.

Una organización social compleja y extensa está disponible para ayudar con los niños y la familia las dificultades, según el BMJ. La suerte de los menos favorecidos es raramente cambiada por esta organización, sin embargo, lo que hace que estas dificultades parecen aún peor, según el diario. Salud, servicios sociales y educación rara vez trabajan en conjunto con los padres, dejando a los padres que se sienten como meros espectadores al desarrollo de sus hijos.

Las buenas habilidades de crianza de los hijos es fundamental, ya que pueden trabajar como una medida preventiva contra los problemas de los niños, según la revista BMJ. Lugares profesionales sí existen para ayudar a los niños, pero las medidas que toman son en gran medida reactiva a los problemas que ya existen. Problemas de los niños a menudo empeoran con el tiempo, y las medidas reactivas profesionales a menudo se vuelven menos efectivas con el tiempo.

Los pediatras y médicos de familia pueden jugar un papel muy importante en el desarrollo de buenas habilidades de crianza, según BMJ. El apoyo de los padres de aprendizaje tales habilidades resultará en más niños que reciben la ayuda que necesitan, tanto en el mantenimiento de su salud y otros aspectos de la infancia. Estos médicos pueden identificar a los niños en riesgo de problemas de salud para que se adopten medidas preventivas, según el BMJ.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *